7 DÍAS GRATIS DE REINICIO

PARA VIVIR SIMPLE Y SALUDABLE

Hola,

La Conexión de mente, cuerpo y espíritu

 
La conexión de la mente con el cuerpo y el espíritu es una cosa maravillosa. Comprender, apoyar y aprovechar su poder son tres pilares de curación holística que te ayudarán a manifestar la vida que deseas.

 mente, cuerpo y espíritu - vivir simple y saludable

Los pueblos indígenas entienden el concepto de la mente y el cuerpo como uno solo. Ha sido parte de su creencia y sistemas de curación durante miles de años. Los rituales elaborados que realizan fortalecen la creencia para hacer que la mente trabaje para sanar el cuerpo.

Pero había más. También entendieron que una mente sana ayuda a crear un cuerpo sano. Un cuerpo sano es importante si usted quiere una mente sana. Es un ciclo.

No es sólo el cuerpo el que necesita sanación, sino a veces la mente o el espíritu. El cuerpo puede estar enfermo, pero la mente o el espíritu puede ser la razón. Cuando ese es el caso, sanar la mente trae curación al cuerpo.

Estos entendimientos también han moldeado la medicina del cuerpo llamándolo la medicina holística – trata el todo de ti y no una sola área. 

 
Probablemente haz oído o utilizado expresiones como: “Él tiene el corazón roto” o “Lo sentí en mi estómago” o “Lo siento en mi alma”. Si tu cabello se puso de punta cuando sentías miedo o emoción, o sentías amor en tu corazón, es porque experimentaste la conexión de mente, cuerpo y espíritu.

Antes de aprender a enmascarar nuestros sentimientos, cuando niños demostrábamos cómo el cuerpo y la mente se integraban en perfecta sinergía. Los gritos de chillidos, las lágrimas, la cara roja expresaban claramente tus sensaciones de cólera. Los ojos brillantes, las mejillas sonrosadas, las carcajadas y las palmas de las manos expresaban tu felicidad.

Ahora te puedes dar cuenta de que tu mente también está en tu cuerpo. Tu dices que tienes mariposas en el estómago para describir la sensación de ansiedad.

Los bebés que aún no han aprendido a enmascarar sus sentimientos muestran cada matiz en sus caras, cuerpos y comportamiento al mismo tiempo.

Nuestra inteligencia va mucho más allá del poder de nuestros cerebros. El cerebro se comunica con el cuerpo y el cuerpo se comunica con el cerebro. Cada uno afecta al otro sobre una base cíclica.

No voy a entrar en la fisiología de los fotones de luz en la capa del campo de energía humano. No quiero marearte.

Pero es importante que entiendas que cuando experimentamos una emoción, nuestras células experimentan la misma emoción a través de vibraciones de energía y cambios en la química del cuerpo.

Cada célula en el cuerpo funciona independientemente y como un miembro de la comunidad que compone su cuerpo.

mente, cuerpo y espíritu - vivir simple y saludable

 


La inteligencia del corazón

 
Tu corazón tiene miles de neuritas propias que inician la comunicación con el cerebro y viceversa.

Tanto el cerebro como el corazón participan en la recepción, decodificación y procesamiento de la información intuitiva.

Parece que el corazón recibe esta información primero.

¿Sabías que tu corazón tiene un campo electromagnético mucho más grande que el de tu cerebro? Es la inteligencia y la energía del corazón en su estado pacífico y coherente la que afecta positivamente tu estado de ánimo y a los que te rodean.

 


Increíble, ¿Verdad?

Cerrando la brecha entre mente, cuerpo y espíritu

 
Tenemos mucho que aprender acerca de cómo aprovechar el potencial de la conexión del espíritu cuerpo-mente para sanar y manifestar nuestros deseos. El cuerpo mental trabaja de maneras misteriosas y es nuestra responsabilidad conocerlo.

Las personas que han experimentado la curación espontánea saben que la sanación puede y sucede sin ningún esfuerzo consciente de nuestra parte. Lo mismo ocurre con las personas que creían que estaban maldecidas con una vida miserable y de pronto, toda su vida se componía como arte de magia.

También puede influir deliberadamente en tu salud y bienestar a través de la conexión del espíritu cuerpo y mente. Por ejemplo, la resolución de patrones mentales y emocionales negativos libera estrés y libera energía curativa.

Técnicas como la visualización, la hipnosis, y de flujo de energía colocan a tu mente subconsciente en aceptación de sugerencias para mejorar una situación de vida.

La belleza de trabajar con la conexión mente-cuerpo-espíritu no es sólo en su capacidad para ayudarte a manifestar mejoras en tu salud, sino también para lograr más de lo que deseas en otras áreas de tu vida.

Los aficionados y seguidores de la ley de atracción y de las técnicas de manifestación entienden que la energía de tu mente, del cuerpo y del espíritu tienen que estar totalmente alineados con tu propósito.

Tu puedes afirmar todo lo que quieras y gritarlo a los cuatro vientos, pero lo que magnetiza enérgicamente a tus deseos es la alineación de estos tres elementos.

Por ejemplo, una situación estresante que causa pensamientos negativos puede conducir a dolor o a una enfermedad física, aunque estés verbalizando cosas positivas. ¿Por qué? Porque estás enviando mensajes incongruentes.

Es como tratar de buscar el sol en un hermoso atardecer mirando para el este. ¿Hello?

Por eso es importante mantener un equilibrio saludable entre tu mente, cuerpo y espíritu. Esto incluye tus necesidades físicas, mentales, emocionales y espirituales.

Hay muchas cosas que puedes hacer en tu vida diaria para lograr cerrar la brecha entre la mente, el cuerpo y el espíritu. Esto no significa que te tengas que ir a un monasterio. La verdadera brecha se cierra en el diario vivir. Entre ellas, te nombro las siguientes.

 


16 formas sencillas de comenzar a cultivar un equilibrio entre mente, cuerpo y espíritu

 
1. Lee y aprende a menudo - Tu educación no debe detenerse aunque estés fuera de la escuela. Abre tu mente a nuevas posibilidades, creencias e intereses leyendo, tomando clases en línea, viendo documentales y asistiendo a talleres. Y Claro, leyendo nuestros contenidos.

 
2. Medita regularmente - La meditación mejora la memoria, la atención, el estado de ánimo, la función del sistema inmunológico, el sueño y la creatividad. Todo lo que se necesita es unos minutos al día para comenzar a cosechar los beneficios. Pendiente a unas meditaciones que estaremos brindándoles en un futuro.

 
3. Practica yoga o tai chi -Yoga  y tai chi son increíbles para tu salud en general. Te ayudan a construir fuerza, coordinación y flexibilidad mientras calma tu mente. También abarca la conexión mente-cuerpo-espíritu.

 
4. Evita sentarte durante largos períodos de tiempo - Trata de mantenerte de pie o moverte mientras trabajas, si es posible. Demasiado tiempo sentado está relacionado con enfermedades del corazón y diabetes.

 
5. Obtén al menos 20 minutos de ejercicio moderado a ritmo acelerado cada día - ¿Vives cerca del trabajo? Camina o monta tu bicicleta en los días agradables. El ejercicio es importante para la salud del corazón, la resistencia física y el estado de ánimo.

 
6. Pasa tiempo fuera - Vivimos, trabajamos y guiamos metidos en cajas. Ahora es el momento perfecto para el senderismo, paseos en bote, picnics, deportes al aire libre, camping, y mucho más! Sal a caminar y conecta con el universo.

 
7. Añade más vegetales a tu dieta - Comer muchas verduras y frutas puede ayudar a prevenir las enfermedades crónicas. Haz compras en el mercado de tu granjero local para obtener productos frescos y en temporada.

 
8. Participa en una organización de voluntariado o grupo de activismo - Utiliza tu voz o tus talentos para hacer algo de bien en el mundo. Todos estamos conectados, y es increíble experimentar esa conexión cuando trabajamos hacia un objetivo común.

 
9. Busca tus pasiones - Pon a un lado un tiempo cada día para hacer lo que te hace feliz. Muchos de nosotros trabajamos tanto que olvidamos lo bien que se siente pintar, bailar, hacer música, escribir, trabajar en el jardín o nadar.

 
10. Se agradecido - Tómate un tiempo todos los días para escribir o pensar en las cosas por las que estás agradecido, como la familia, amigos, mascotas, comida, refugio, salud o la belleza de la naturaleza. Algo importante: Cuando escribes, te hablas a ti mismo.

 
11. Sé amable con todos - ¡Esto te incluye a ti mismo! A veces somos muy duros con nosotros mismos. Suelta el látigo.

 
12. Duerme lo suficiente cada noche - Dormir regenera no solo el cuerpo, sino la mente y el espíritu.

 
13. Desintoxica la rutina del cuidado de tu cuerpo - Cambia a productos naturales tanto para el cuerpo como para limpiar tu hogar. Recuerda que los limpiadores son inhalados por ti y tu familia en forma invisible.

 
14. Encuentra una trayectoria profesional que sea significativa para ti - Persigue tus sueños, no riquezas. Créeme que el dinero aparecerá por arte de magia porque estás feliz.

 
15. Deja ir las cosas pequeñas - Si algo no importará mañana, no lo dejes arruinar tu vida hoy.

 
16. Reduce la velocidad - Un poco de descanso y relajación cuando estás acostumbrado a pasar un montón de tiempo en quehaceres puede reponer enormemente tu mente y tu cuerpo. Atrévete a hacer una cosa a la vez. Atrévete a reducir tus posesiones para que el tiempo y el agite que te ocasiona mantener esas cosas materiales ordenadas, limpias y en constante buen estado pasen a ser tiempo para ti. Si eso significa mudarte, atrévete y hazlo. Nadie paga la renta por ti. Tal vez termines reduciendo tu jornada laboral y disfrutando más de la vida.

 
¿Cuál de estas sugerencias te emocionada incorporar a tu vida diaria?

Comparte tus pensamientos y sentimientos con nosotros.

Y claro, no pueden faltar los ejercicios que te enviamos aquí por día. 🙂

Bere y Flori

Ejercicio

mente, cuerpo y espíritu - vivir simple y saludable