7 DÍAS GRATIS DE REINICIO

PARA VIVIR SIMPLE Y SALUDABLE

Persona minimalista: ¿Ser o no ser?

Ser una persona minimalista es el que inicialmente busca reducir las posesiones sólo a lo esencial. Sus razones son variadas pero la principal es poder vivir la vida a plenitud sin las pertenencias innecesarias. Es una tendencia creciente y muchas familias están abrazando este estilo de vida. Lee este artículo para que conozcas ¿Por qué elegimos seguir el estilo de vida minimalista?
[no_toc]

Algunas personas se piensan erróneo cuando oyen el término de que alguien es una “persona minimalista”. Para ellos, evoca alguien que decide vivir en espacios sin color, aburrido, con paredes blancas, vacías y cuartos vacíos. Por esa razón deciden que no hay manera de disfrutar de la vida siendo una persona minimalista. Créeme, estoy de acuerdo – que esa no es la manera de disfrutar de la vida.

El minimalismo es un viaje que cada uno hace por separado para definir lo que significa individualmente y cómo puede encajar en nuestro estilo de vida único.

Aquí te presentamos 20 posibles razones de por qué podrías estar persiguiendo convertirte en una persona minimalista sin darte cuenta. A veces seguimos a nuestras familias o conocidos por costumbre o porque es lo que hemos conocido hasta ahora. Sin embargo, sabemos que en nuestro ser hay una curiosidad por otros estilos de vida y esto no se trata de perseguir una moda o mucho menos. Se trata de limpiar un poco nuestro panorama para poder tener una vida simple.

 

 

Nuestras casas están aquí para servirnos. Están destinadas a ser un lugar de confort, protección, descanso y alegría. Es el lugar donde pasamos gran parte de nuestra vida, donde invitamos a otros, donde nos reunimos y crecemos. Son el telón de fondo de nuestras vidas. Cuando tu entras a una casa sabes que, de tan solo entrar puedes percibir cómo es esa persona. Claro, una casa vacía también dice mucho de uno. Y en definitiva, sabemos que los objetos materiales no son lo que hace una casa pero, ¿Qué es una casa sin ellos?

La idea de esto es que te des cuenta si TODO lo que tienes en tu casa es importante para ti y le da valor a tu vida. Si te sientas en tu sofá o silla preferida y miras a tu alrededor, verás que mucha de tus posesiones no son necesarias para que seas feliz.

“La vida es simple, pero insistimos en hacerla complicada”— Confucio.

 

Ser una persona minimalista en el trabajo

Te invito a que cierres los ojos y pienses en tu trabajo, y en las actividades que realizas a diario.

¿Por qué en el trabajo? Bueno porque no sólo en la vida privada se puede transmitir ser una persona minimalista. Nuestro cerebro va acumulando restos que impiden enfocarnos en lo que realmente queremos lograr.

Si la vida minimalista gira en torno a los espacios donde nos movemos, es lógico que despejar el área de trabajo debe ser una tarea primordial en la vida de una persona minimalista.

No importa a qué te puedas dedicar, puedes ser maestra, ingeniero, artista, en fin, lo que sea. Se piensa que ser una persona minimalista es alguien que no tiene contacto con el mundo exterior que trabaja desde el anonimato para evitar ser parte de las masas.

Es erróneo si piensas que por tener una profesión X o querer dedicarte a algo en particular no va con ser una persona minimalista. Dedícate a lo que te apasiona e integra la filosofía del minimalismo en tu día de trabajo. Esto solo requiere que tengas claro tus intenciones con la vida que quieres llevar.

 

[bctt tweet=”20 Razones para ser minimalista” username=”bereyflori”]

 

Razones para no ser una persona minimalista

No está mal decidir no ser una persona minimalista. Eso es lo bueno de la variedad de nuestra sociedad. Así que no te sientas mal si conscientemente realizas que no te gusta el minimalismo. Aquí algunas posibles razones de no serlo:

  • Te gusta ordenar pero no necesariamente minimizar las posesiones
  • Tienes diferentes artículos que te sirven para lo mismo y no quieres deshacerte de las que están demás
  • Compras por emoción (Compras por comprar)
  • Guardas cosas por si acaso en el futuro puedas necesitarlo (fuera de artículos como un Safe kit. No seamos tan estrictos)
  • Te Gusta tener la alacena de comida llena siempre aunque ni sepas lo que tienes en ella
  • Acumulas artículos como maquillajes o de alguna línea
  • No podrías ser feliz con 30 piezas que se mezclen y coincidan para crear más de 50 combinaciones. Recuerda que esto incluye zapatos y accesorios también.
  • Hiperventilas al pensar en no visitar las tiendas por más de dos semanas
  • Tu clóset está abrumado con ropa que ni puedes contabilizar si se te pregunta
  • Te pasas viendo los shoppers para ver qué está en especial para arrancar e ir a comprarlo
  • Al comprar, la cantidad va por encima de la calidad

¿Te identificaste con alguna o algunas? Bueno, pues si es así, analiza si lo haces porque realmente eres consciente de ese hábito. Aquí no se trata de que uno es mejor que otro. Cada filosofía de vida tiene sus pros y contras para nuestra existencia. Lo importante es que vivas con un propósito claro.

Tal vez podrías modificar alguno de estos para lograr tener ventajas como:

– Menos estrés al vestirte por la mañana
– Ahorrar
– Liberarte del desorden

 

La pregunta final después de hacer este análisis y ver el vídeo es:

¿Eres una persona minimalista?

Como te menciono, tal vez no lo ere una persona minimalista pero te llaman la atención ciertas áreas que puede aplicar en tu vida. Si ese es el caso y no sabes qué áreas, el libro Vida Minimalista, una guía eco-amigable para vivir simple y saludable.

persona minimalista

Aprenderás a minimizar tus posesiones, organizar tu casa, ahorrar tiempo y a consumir más natural para vivir una vida con propósito.

  • Descubrir cómo menos es más aplicando el minimalismo
  • Aprender sobre los retos ambientales del consumismo desmedido
  • Minimizar cada área de tu casa
  • Hacer de tu hogar y estilo de vida uno más verde
  • Ir de los químicos a lo natural, cómo hacer tus propios productos
  • Iniciar una vida frugal : la regla de grandes millonarios
  • Entender la ley de la gratitud para vivir una vida abundante

 

¿Qué resultados verás en tu vida tras leer este curso?

Este libro está diseñado para llevarte de un punto A a otro B por un camino que yo he recorrido previamente:

PUNTO A: me parece interesante ser una persona minimalista o por lo menos poder adaptar algunas ideas más eco-amigables.​

PUNTO B: con mi nuevo conocimiento podré hacer una limpieza masiva de todas mis posesiones, hacer mis propios productos naturales, alimentarme con comida que esté más cerca a lo natural y lo más importante;  liberar el estrés de la vida consumista y ser más eco-amigable.


 

Hay infinidad de información en la internet de lo que es llevar una vida minimalista y por otro lado, información de métodos de cómo llevar una vida eco-amigable; hacer tus productos esenciales pero naturales y en qué invertir y en qué no que sea bueno para el medio ambiente.

Parecería que se hablara de dos cosas distintas. Yo estaba en necesidad de buscar de ambas. Pero lo que hice fue que aprendí, me empapé de todo, lo amplié con mi propia experiencia y lo uní en una forma de escritura liviana para crear este libro.

Recuerda, si quieres comenzar a ser una persona minimalista para:

  1. Dejar que la simplicidad traiga equilibrio, libertad y algo de alegría
  2. Reducir las posesiones para que no drenen las cuentas bancarias, tu energía y tu atención
  3. Mejorar tu conexión con el mundo y el ambiente exponencialmente

El libro Vida Minimalista, una guía eco-amigable para vivir simple y saludable debe de estar en tu arsenal de guías y libros para lograr ese cometido.

Haz clic en el siguiente enlace de abajo para que puedas obtenerlo y también recibir cualquier actualización del mismo:

persona minimalista

 

 

¡Quiero mi libro ahora!

 

 

***No te olvides en dejarme tus comentarios abajo y dime, ¿con cuál de las 20 razones te sentiste relacionado?

 

por Floribel

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.