7 DÍAS GRATIS DE REINICIO

PARA VIVIR SIMPLE Y SALUDABLE

Una vida simple requiere dar unos pasos iniciales para que puedas liberar la culpa con tu familia

A veces queremos llevar una vida simple, según nuestros sueños y aspiraciones, pero la culpa de no seguir lo que nuestros padres desean nos aguanta. Conocer cómo simplificar tu vida puede llevarte al camino correcto para poder ver qué es lo que realmente quieres,  y comenzar a liberar la culpa con la familia.
Vivimos atrapados en varias generaciones y es normal que tengamos variadas interpretaciones de lo que es tener un buen estilo de vida.

Tener una vida simple puede ser una nueva forma en expresar lo que quieres de la vida. Si no estás seguro de ser minimalista, te sugiero que leas 20 razones de por qué podrías ser un minimalista. La vida es muy corta como para satisfacer a todo el mundo. Creo que el que seamos felices debe ser la intención de cada familiar; no el terminar con una carrera tradicional de 9:00 AM a 5:00 PM.

A pesar de los muchos recursos de autoayuda  y biografías disponibles a través de la internet, muchas personas  se sienten insatisfechos y carecen de propósito en sí mismos por las presiones de nuestra sociedad moderna y agitada. El buscar cómo simplificar tu vida y liberar la culpa requiere de valor y amor propio. Miremos algunas áreas claves donde puedes comenzar a concentrarte en ti.

10 tips para vivir una vida simple:

  • Identifica la raíz del sentimiento de culpa y permite expresar tus emociones sin ofender. Para hacerlo pregúntate por qué te sientes mal y que podría hacerte sentir mejor. Si lo escribes, será mucho mejor.
  • Elige una nueva forma de pensar que sea saludable para ti y los que te rodean. Tu familia te ama, solo que no entienden tu forma de pensar. Se paciente y compasivo pero no te desvíes de lo que quieres.
  • Recuerda, tu estás a cargo del barco de tu vida.
  • Busca ejemplos de personas positivas que te inspiren. Las grandes historias son de los que han cambiado la rutas tradicionales (familia).
  • Mírate en el espejo y ten una conversación honesta con tu verdadero jefe…tu.
  • Vive una vida desde la honestidad y con la intención de encontrar lo que te hace feliz.
  • No permitas que otros gobiernen tus conductas; si lo haces, estás mandando un mensaje al universo de que no tienes el poder de salir de donde estás y realizar tu vida.
  • Tu existencia en este plano terrenal tiene un propósito. Los que la persiguen la encuentran.
  • No malgastes tu tiempo en complacer personas. Jamás lograrás complacerlos a todos.
  • Tu familia ya eligió qué experiencias de vida tener. Ahora te toca a ti.

La vida se trata de opciones

Sea bueno, malo, feliz, infeliz, lleno de propósito o vacío (junto con el otro millón y una elección que hacemos a lo largo del día). Es importante que tus decisiones tengan una razón intencional que busque tu alegría y el propósito de vivir la vida que quieres, a pesar de las situaciones o personas que parecen estar tratando de quitarte tu norte. Tus opciones deben reflejar quién eres y en qué crees en comparación con las normas y creencias de otras personas.

En esta etapa de transformación estamos estableciendo nuevas prioridades para llevar una vida simple. Si quieres conocer algunas estrategias adicionales lee 3 Estilos de Vida Minimalista | RVs | Tiny Houses | Espacios Pequeños.

En este vídeo te comparto nuestra opinión sobre cómo simplificar tu vida y liberar la culpa para vivir una seguida de nuestros sueños.

Ahora, la culpa es una forma particular de un miedo escondido. Desprendernos de sus ataduras nos devuelve la libertad de ser y de vivir en paz. La realidad es que el miedo es responsable de gran parte de los trastornos y enfermedades que nos rodean hoy día. 

Experimentamos culpa y no sabemos bien por qué: nos sentimos responsables de no agradar a otros (en particular a la familia) y nos negamos a ser quienes somos para no dañar la imagen de lo que otros tienen de nosotros.

Lo cierto es que tenemos una gran afición a sentirnos culpables y este es el miedo mayor para tener una vida simple y minimalista. Para el subconsciente esto se denomina culpabilidad, sea que la llevemos calladamente o la proyectemos hacia afuera haciendo actividades que no van alineadas a nuestro propósito de vida.

La realidad es que somos adictos a la culpa emocional. Lo increíble de esta posición emocional son las condiciones en que se nos enseña a vivir y a habitar este mundo, y la culpa es una de sus manifestaciones claves si nos salimos de la manada. 

La culpa emocional corroe nuestra vida, limita nuestra libertad de elegir, entierra la autoestima y detiene el crecimiento emocional y espiritual y claro, termina jodiendo nuestra vida personal. Pero, ¿Quién enfrenta eso? Es de valientes aceptar los miedos que paralizan nuestra vida.

Y, ¿Cuáles son los miedos? Son muchos pero debes comenzar a seccionar las áreas de tu vida y conocer los tres miedos te impiden ser minimalista. Es reconocer dónde está el bloqueo emocional.

Cumplir nuestros deseos y sueños requiere en hacer un esfuerzo por dejar atrás toda culpa que se cargue en el interior. No es fácil. Yo he cargado con muchas culpas, sobre todo el haberme alejado de mi familia e irme a un lugar sin conocidos es algo que me reventó por mucho tiempo. Y no creas, a veces esa culpa me toca la puerta de vez en cuando. Pero, pienso en mis sueños, en las ganas que tengo de conocer el mundo y de disfrutar de lo bueno que la vida tiene para ofrecerme.

5 maneras para vivir una vida simple sin culpa:

No puedes parar y dedicarte a la tortura emocional. Hay que afrontarlos desde una perspectiva positiva. Cinco maneras en las que puedes vivir simple dejando la culpa a un lado pueden ser:

  1. Mira el pasado como algo que no podemos modificar; “lo que pasó, ya pasó”. Hay que aprender a vivir con lo que “pasó” lo mejor forma posible. Aprende de las experiencias y suéltalo. Si puedes remendarlo, hazlo, si no, síguelo.
  2. Acepta las cosas que has elegido, sin violar el derecho de los demás y no te preocupes de lo que opinen los demás. Mientras no paguen tu renta y tus cosas, no debes considerar sus opiniones.
  3. Asume lo que te corresponde, no seas irresponsable. Cierra ese capítulo y sigue tu paso.
  4. Aprecia los contrastes y  las diversas faces de las situaciones. No todo es blanco y negro, hay muchos colores.
  5. Mira al futuro y piensa cómo podemos subsanar el daño, si es que hay alguno. La culpa nunca es la solución; es la cárcel que nos encierra en el inmovilismo y el sufrimiento.

Claro, también hay muchos, que simplemente se dedican a señalar a otros, a culpar. Viven culpando al mundo y a quienes los rodean de sus propias malas rachas y limitaciones. Crean una coraza mental donde la recompensa es convertirse en víctimas y colocar a la otra parte del mundo como los malvados de su película. El problema de vivir la vida desde ese espacio es que se vive con un alto costo emocional; no se dan cuenta de la pérdida de libertad y de la impotencia a ciegas en la que habitan.

Culpar como inculparse son las dos caras de un operar desde la inmadurez interior. 

Cuanto mayor sea nuestra reflexión de dónde viene la culpa y los miedos en forma objetiva y nos paremos en responsabilidad, menos necesitaremos de la aprobación de los demás. Cuanto más pequeños nos sintamos por dentro, mayor será la cantidad de apariencias que tengamos que compensar.

El miedo y la culpa son sentimientos de la infancia. Desprendernos de la culpa es desprendernos de nuestra pequeñez y recuperar nuestra libertad interior. De ese punto es que podremos vivir una vida simple y en paz. Libérate, que la vida se nos va en un abrir y cerrar de ojos. Voy a ti. 

 

Cuéntame, ¿Tienes situaciones con tu familia al querer un estilo de vida simple de lo que ellos quieren?

 

por Floribel


Leave a Reply

Your email address will not be published.