7 DÍAS GRATIS DE REINICIO

PARA VIVIR SIMPLE Y SALUDABLE

Vivir simple: Mantén lo que te da alegría, descarta el resto.

Vivir simple puede parecer en botar un montón de cosas. Entre las muchas cosas que prometemos en el nuevo año, la limpieza generalmente encabeza la lista. Dentro de lo que es vivir simple,  la limpieza generalmente encabeza la lista al comienzo del nuevo año. Sin embargo, si crees que  la limpieza son la misma cosa que botar o descartar, estás equivocado.

Mientras que el primero implica eliminar el polvo, el sucio y las manchas, el último implica descartar artículos que ya no se utilizan o, en palabras de la consultora japonesa y autor Marie Kondo, las cosas que dejan de ser una “chispa de alegría en tu vida”.

La pregunta, “¿Eso te da alegría?”, Es la característica única del Método KonMari. Kondo sugiere reunir todos los elementos pertenecientes a la misma categoría, y luego retener aquellos que “despiertan alegría” y descartar el resto.
Al aplicar estos dos enfoques, es como puedes brindarle alegría no solo a tu casa, sino a todo lo relacionado con tu hogar al aplicar estos dos enfoques.

Vivir simple: Tu punto de partida

Delinea tu propósito: visualiza tu vida en tu hogar y lo que pretende alcanzar personalmente para este año. En una hoja de papel, anótalo todo: tus metas, áreas de mejora y habilidades que te gustaría expandir.

Aborda cada categoría: trata una categoría a la vez con el proceso de recopilar y elegir.

Aquí te ofrezco algunas áreas de nuestro hogar que suelen ser las que mas cosas acumulamos:

Ten menos compromisos: Están tan acostumbrado a la vida acelerada que no te das cuenta de lo agitada que se ha vuelto tu vida. No es que no tengas metas o acción hacia tus sueños; eso es una mala interpretación.

Bajar tu velocidad de vez en cuando te permite hacer una pausa  y darte cuenta de lo que es importante, incluso, de lo que estás haciendo mal que no te trae resultados. Es tiempo para “amolar el cuchillo”. No seas hacedor de muchas cosas a la vez, a largo plazo no da resultado.  

Ropa: Comienza con la ropa de trabajo, zapatos y accesorios. Esto te ayudará a perfeccionar tus habilidades de toma de decisiones de lo que realmente genera alegría. Luego sigue con la ropa de salir, de estar en la casa, de dormir, etc.

Cocina: Todos queremos tener una cocina completa y bien equipada. Pero la verdad es que lo que tenemos idealizado no coincide con la práctica. Opta por solo tener los utensilios básicos.

Además de un sólo set de ollas, la nevera y los electrodomésticos, es indiscutible contar con los utensilios más específicos que necesitas –no tienen que ser todos. Cuchara para espagueti, cuchara espumadera, cucharas de madera, espátula, batidora de globo, prensa de ajo, exprimidor, pelador, rallador, molino para granos.
 cocina simple

No olvides las tazas, los platos y cucharas medidoras junto con una licuadora. Y que no se te escapen algunos contenedores. Escoge según tu uso y composición familiar. Mi recomendación es que sean de vidrio, se pueden meter al refrigerador, al horno o dejar en la cubierta.

Todo lo que esté fuera de estos indispensables es un gusto o una novedad. Recuerda que tu enfoque es vivir simple no con cosas amontonadas. Como dice el famoso periodista de alimentos y autor de varios libros de comida, Mark Bittman: “Sólo necesita ser funcional, no prestigioso, pródigo o caro”.
 


En mi libro: Vida Minimalista, Una guía eco amigable, te doy ideas de qué tener y por qué dentro de tu hogar. También verás consejos en la cocina por Bittman como también del estilista personal y escritor Peter Nguyen.

¡Tienes que leerlo! Nada de complicado. Al contrario, es un libro minimalista. Haz clic en la imagen para tener información al momento.

vida minimalista por Floribel Merced

 Seguimos,

Papeleo: Comienza con los libros y documentos en tu escritorio o área designada para esto. Vacía todos tus cajones, estantes y espacios de almacenamiento. Aquí, hazte la pregunta de que te da la alegría.

Ehh, por si acaso se te ocurre, no botes los estados de tus deudas. Aunque no te den alegría, son compromisos que adquiriste en un pasado para que te dieran ALEGRÍA en algún momento de tu vida. Así que, no seas injusto. Solo míralos con la alegría que te causaron cuando compraste o resolviste algo en ese momento y da las GRACIAS por ese recurso.

No te quedes patinando en que es una deuda y ahora andas jodido. Aprende a bregar con tu mente con esto.

Pregúntate: "¿Puedo posiblemente almacenar estos documentos digitalmente?", "¿Estoy duplicando información?". Crea tres carpetas para organizar estos documentos y ordena según éstos:

1) Atención de necesidades: documentos que requieren atención inmediata.

2) Guardar (contractual): documentos que no se usan o no se revisan a menudo. (acuerdo de renta, del carro, seguros, plan médico, etc.)

3) Guardar (otros): documentos que usas con bastante frecuencia, pero que no necesitan almacenarse como documentos contractuales. (pagos mensuales, recibos pendientes de pago próximo, análisis médicos que necesitan ser llevados a tu próxima cita médica, cosas de tu trabajo o de estudios recientes, etc.)

Desorden digital: La vida simple puede comenzar por lo que tenemos de frente todos los días; desde correos electrónicos promocionales, carpetas sin abrir, aplicaciones no utilizadas, calendarios superpoblados hasta múltiples tomas de las mismas fotografías, esto es un desorden que afecta la productividad.

1- Correos electrónicos: mantén tu bandeja de entrada limpia y que solo contenga elementos que desees ver. Crea carpetas-correos de tus colegas, clientes, suscripciones importantes y organízalos según su prioridad. Una vez que hayas terminado esta tarea, asegúrate de eliminar los correos electrónicos que ya no necesitas y quitar las suscripciones de embudos de intereses obsoletos.

2- Carpetas: revisa cada carpeta en tu computadora y elimina los elementos que ya no son relevantes o que están en desuso actualmente. Puedes seguir la misma regla de tres carpetas aquí.

3- Aplicaciones en tu teléfono: elimina las aplicaciones que no usas. Agrupa las aplicaciones que hacen funciones relacionadas. Por ejemplo, los apps de edición de fotos, de vídeos, etc.

4- Calendario: Este es complicado. Por supuesto, hay citas profesionales a las que debes adherirte, pero para tus compromisos personales, sigue la regla de lo que te "da alegría". Si una invitación personal realmente te emociona, acéptala y, si no es así, ten el coraje de decir "no".

5- Fotografías: elimina varias tomas de la misma fotografía y transfiere aquellas que son importantes y te alegran a tu computadora portátil o desktop. De esta forma ahorras memoria y espacio de tu teléfono.

Artículos sentimentales: Pasamos a los recuerdos. En cuanto a tu trabajo o de algún deporte o hobby que realices, los premios o certificaciones de logro, debes hacerte la misma pregunta. Toma una foto y guárdalas para una vista rápida más tarde.

Si es demasiado valioso en tu vida, como un Grammy que te ganaste o algo así, entonces ponla en un estante especial. Si te produjo alegría en el pasado pero ya ni lo miras, sé sincero contigo y no seas egoísta con tu espacio.

Da las gracias y... descarta (el logro se queda en tu corazón) o sácale unas fotos y haz un álbum de recortes. Recuerda, más que limpiar, tu quieres vivir simple. No llena de sentimientos ataponados.

Bríndale a cada artículo una casa: el último de los pasos es asegurarte de que cada artículo tenga su propia casa, un lugar designado (el clóset del pasillo, del cuarto, en el cuarto extra, en el archivo de tu oficina, etc.
Además, almacena los artículos verticalmente, en lugar de almacenarlos horizontalmente. El almacenamiento vertical te ayuda a ver claramente lo que posees y facilita la identificación de lo que realmente necesitas.

Otra forma de vivir simple: Liquidar

Agradece y descarta (desechar): el siguiente paso es descartar lo que ya no necesitas. Es importante ser concienzudo cuando se trata de descartar. Así que, agradece el propósito de esos artículos, postales, ropa, regalos guardados, quién sabe por cuánto tiempo, o fotografías, agradece esa experiencia y dejarlos ir.

Recicla: Reúne todos los objetos que puedas reciclar, según tu región, y llévalos al lugar de reciclaje más cercano. Vamos a mover nuestros desperdicios en forma circular y no a amontonarle cosas en forma de basura a otros.

Reutiliza: Dona, regala o vende todo lo que tengas que esté en buen estado y que sabes que otros pueden reutilizar.

Estos consejitos no significan que no tengas ningún problema ni complicaciones o que no puedas disfrutar de cosas materiales: eres parte del mundo, no que yo sepa, tampoco eres un monje.

Tengo posesiones, aparatos electrónicos, distracciones y ocupaciones ocasionales. Solo lo he reducido para hacer espacio a lo que realmente me da paz y felicidad.

Vivir simple para mí es lograr tener una vida que no sea un constante y condenado ajetreo, sino que tenga contemplación y creación, conexión con las personas que amo y tiempo para la naturaleza y sobre todo, para mi.
 vivir simple

P.D. Y tú ¿qué te parecen estas pautas para una limpieza? ¿aplicas ya algunas de ellas? ¿o tienes otro truco que te gustaría compartir?


    4 replies to "Vivir simple: Mantén lo que te da alegría, descarta el resto"

    • Myrtha Robles

      Hola Bere y Flori!
      Desde que las descubrí hace apenas una semana, no he parado de eliminar todo aquello que entiendo no es necesario guardar, o ya no me gusta ni me hace feliz. Aunque es un ejercicio que practico varias veces al año, con las herramientas que ustedes me han brindado, el proceso del desapego ha sido más fácil. A esto, mi esposo le llamaría un “sin pena”. El guardar demasiadas cosas me agobia, y cuando decido hacer resaque y veo que mis espacios están despejados y en orden, me da paz.
      Un abrazo y muchas gracias por todo lo que están haciendo!!!!!
      Myrtha
      San Juan, Puerto Rico

      • Bere y Flori

        Myrtha gracias por tus palabras. El liberar energía cuando simplificamos nuestra vida no tiene precio. Abrazos!!! 😉

    • Charo

      Muy buen compendio de cosas que podemos dejar de tener. Yo cuando comencé en esto del minimalismo en mayo del año pasado, hice varias de ellas. Doné, regalé, tiré varias prendas de ropa. He tirado muchas fotos antiguas mías que ya no me representan porque no me reconozco en ellas (antes no sabía sonreír en las fotos, por ejemplo). He descartado muchas newletters, no veo hauls de compras en youtube. Tengo mi correo electrónico ordenado, etc. Vamos de “a poquitos” pero sin pausa.

      Y mira, si algo es mi casa es que NO es funcional…pero no vivo sola así que sólo puedo tener pleno radio de acción en mi habitación (en ello seguimos!). UN super abrazo desde las Españas, niñas!jajajaja

      • Bere y Flori

        Charo te felicito por tus cambios y sigue adelante! No te preocupes por las otras personas que comparten el mismo techo. Tu ejemplo y determinación tendrán resultados. Es cuestión de tiempo. Es mejor inspirar que criticar o imponer. Abrazos!!! 😉

Leave a Reply

Your email address will not be published.