7 DÍAS GRATIS DE REINICIO

PARA VIVIR SIMPLE Y SALUDABLE

El valor del ayuno (de cualquier cosa) y cómo comenzar

El valor de ayuno siempre lo asocié con comida. Cuando era pequeña, mi familia, practicantes de la religión católica, ayunaban durante la Cuaresma, los 40 días previos a la Pascua, al no comer carne los viernes. El ayuno de los alimentos era un tipo de disciplina espiritual al abstenerme de comer ciertas comidas como un medio para enfocarse más atentamente en Dios.

En muchos sentidos, mis punto de vista sobre el ayuno no ha cambiado. Aún veo valor espiritual en la eliminación de alimentos por un período de tiempo. La práctica efectivamente aumenta la conciencia espiritual.

Y nada de lo que escriba más allá de este punto está destinado a alejar esa práctica o los beneficios espirituales de ella. Solo quiero agregar algo más.

A medida que he crecido y tenido experiencias de vida, en particular, el área espiritual, he comenzado a reconocer el valor adicional en la disciplina del ayuno. Más allá de abstenerme de comer, también he aprendido a apreciar los beneficios del ayuno de casi cualquier cosa con moderación.

Creo que es ahí donde la filosofía minimalista ha llegado para sacar los mejores beneficios de el valor del ayuno. De hecho, la vida simple es una invitación a ayunar de las cosas  superfluas y el ayuno es una forma de conectar con tu propósito de vida. En el artículo 20 Razones de por qué podrías ser minimalista podrás encontrar un poco más de información de cómo puede encajar esta filosofía con el valor del ayuno.

El ayuno, me parece, es en última instancia que tiene que ver con el autocontrol. Se trata de la eliminación intencional de un factor de control externo en nuestras vidas por un período de tiempo. Es un ejercicio de autocontrol. Y el autocontrol es beneficioso para todos, independientemente de nuestra fe o preferencias no-fatales.

Con los años, como resultado de este ejercicio, he ayunado en diferentes áreas de mi vida;

  1. La televisión
  2. La ingesta de alcohol
  3. Comer fuera
  4. Alejarme de las redes sociales
  5. No comer postres
  6. Alejarme de la comida procesada

Inclusive, de alejarme de personas que a pesar de ser buenas personas, no contribuían a mi crecimiento como persona.

Te cuento que no es un proceso fácil y es un desafío que cuando decides adentrarte en el valor del ayuno. Te eleva y rompe paradigmas que tenías forjados en tu mente. Tan pronto pasas la etapa de resistencia, sientes como si tu cielo se abriera a nuevas posibilidades, sientes que se te liberaron cadenas en tus pensamientos.

 

El valor del ayuno
WOODSIDE, CA – DECEMBER 15: CEO of Apple Steve Jobs sits at his home in Woodside, CA on December 15, 1982. IMAGE PREVIOUSLY A TIME & LIFE IMAGE. (Photo by Diana Walker/SJ/Contour by Getty Images)

 

La vida de Steve Jobs, fundador de la famosa compañía Apple, estuvo marcada por la espiritualidad y los ayunos frecuentes. Seguidor empedernido de la filosofía zen y poseedor de un gusto exquisito por el diseño industrial y el minimalismo; los diseños sencillos y minimalistas de Apple son una buena muestra de ello.

Acorde a su biografía oficial por Walter Isaacson, Jobs gustaba de hacer ayunos con sus comidas ya que le proporcionaban visión con su propósito de vida y hasta experimentar la elevación interior. De ahí surge la idea de Apple.

Claro, hay personas que piensan que a Jobs no le valió de nada sus ayunos y sus estrictas dietas veganas, pues murió de cáncer en el páncreas. Sin embargo, muchos profesionales de la medicina holistica y hasta el propio Jobs, llegaron a culpar a la aparición del cáncer al extenuante trabajo físico y mental al que se vio sometido en 1997 a raíz de estar con un pie en la dirección de Apple y el otro en la también famosa empresa de Pixar. Definitivamente, los malos hábitos prolongados con el tiempo pueden desembocar en enfermedades graves. A mi pensar, en este caso fue su poco descanso.

***Hay que remarcar que la ciencia rechaza que el estrés o un sistema inmune débil sea detonante de cáncer u otras enfermedades. Una ignorancia total…

El valor de ayuno me ayudó a aprender más sobre mí y a obtener una visión adicional para encontrar el equilibrio en mi vida.

Lo interesante es que cuando buscaba sobre la filosofía minimalista o de la vida simple, me di cuenta que no estaba sola en esta disciplina. La pregunta clave que todos los que nos gusta esta filosofía de vida es:  ¿Qué objetos o hábitos nos ayudan y cuales interfieren en nuestro plan de vida?

Actualmente, mi práctica de ayuno es diferente que el período prolongado de abstención de 30 o 40 días de un artículo específico. Me encanta desarrollar el valor de ayuno con un  período de 24 horas de ayuno intermitente. Por ejemplo, a mi me encanta el vino tinto y con la comida, una copa de vino no tiene precio. Pero he decidido dejar la copa solo para los fines de semana.

No es una práctica larga y prolongada que requiera una planificación previa o monitoreada de ningún tipo. Es solo un simple recordatorio para mí, cada semana, de que tengo el control de mis hábitos.

Solo tu sabes en qué área de tu vida podrías ver el valor del ayuno. Todos tenemos situaciones y necesidades o metas distintas. Puede ser con la comida, la bebida, la televisión, tu teléfono celular o tus compras. No sé, analiza donde podrías sacarle mejor provecho al ayuno.

Hay valor en esta disciplina. Créeme.


Aquí una guía rápida para comenzar tu ayuno:

1. Elige una influencia externa en tu vida para ayunar. La mejor práctica para probar (y fortalecer) el autocontrol es elegir un ítem del que imaginas sería difícil desprenderse, dejar de comer, beber o, si es una persona, de pasar tiempo con ella. Termina esta frase, "Nunca podría ir 30 días sin ____________." Lo que sea que aparezca en tu cabeza podría ser un buen lugar para comenzar. Tal vez es chocolate o Facebook o alcohol o Netflix. Tienes que decidir.

2. Elige un período de tiempo (o intervalo regular) para hacer este ejercicio. Puedes elegir 7 -10 días, 30 días o 365. O tal vez quieras ayunar cada sábado, cada fin de semana o cada primera semana del mes. Nuevamente, la elección es tuya. Pero elige un período o intervalo de tiempo que te desafíe y requiera una medida de autocontrol de tu parte.

3. Haz arreglos si es necesario. Si eliges abstenerse de azúcar durante 30 días, puede que no sea prudente tener muchos bocadillos azucarados en tu despensa o irte a pasear en panaderías o lugares de venta de dulces. Si decides abandonar la televisión por un período de tiempo, puede ser beneficioso eliminar la tentación por completo (suponiendo que otros miembros de su familia no se opongan). En el caso mío, eliminamos el pago de Cable TV. Cuando dejé de comer fuera, necesitaba pensar y prepararme adecuadamente para los almuerzos con comidas hechas en casa cada día planificadas por adelantado.

4. Acepta la disciplina y espera que el comienzo sea el más difícil. No hay nada de malo en que esto sea difícil, especialmente al principio. Espeeralo y abrazarlo. De hecho, si el ayuno no es difícil para ti, es posible que desees considerar la elección de algo más difícil de abandonar. No te engañes.

5. Si te rajas o te quedas a mitad de tu ayuno, encuentra significado en la derrota. No te desalientes. Solo examina su raíz. Y luego intenta de nuevo.

6. Vuelve a ingresar lentamente. Cuando completes tu ejercicio, reintroduce el ayuno en tu vida deliberadamente. Recuerda, tu no se haz comprometido a renunciar a algo por el resto de tu vida, solo por un período de tiempo predeterminado. Pero eso no significa que automáticamente devuelvas el elemento al que decidiste ayunar al mismo nivel de influencia que tenía antes en tu vida. Seguramente habrás aprendido algo durante el proceso que te permitirá reintroducir el artículo, elemento, comida, etc.,  de una manera más saludable.

 

Muchos de los elementos externos que inconscientemente controlan nuestras vidas no son necesidades vitales (café, postre, televisión, Facebook, etc.). Pero nos hemos acostumbrado tanto a tenerlos en nuestras vidas diariamente, que rápidamente confundimos nuestros deseos con nuestras necesidades.

El valor del ayuno, de cualquier cosa, durante un período de tiempo determinado ayuda a devolver estos objetos a la perspectiva adecuada y nos da la fuerza para alejarnos cuando sea necesario.

Hay valor en la práctica del ayuno. He encontrado que esto es verdad. Espero que tú también.

 

¿Que me dices?

 

¿Te ha resultado útil este artículo? Házme saber en los comentarios a continuación o en Instagram con el hashtag #vivirsimpleysaludable.

 

❤ Flori

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.