7 DÍAS GRATIS DE REINICIO

PARA VIVIR SIMPLE Y SALUDABLE

Comer saludable con un presupuesto limitado

Cuando tienes un presupuesto ajustado, puede parecer casi imposible abastecerte de alimentos saludables. Más aún, si eres madre soltera, estudiante, retirado o tienes muchas deudas y un presupuesto limitado que se encoge cuando recibes el cheque de trabajo.

 

¿Te identificas con alguna de estas situaciones?

¿Te ha pasado que vas al supermercado y te paseas por los pasillos o góndolas como zombie, mientras miras la cartera, billetera o tu bolsillo? Casi siempre, llevas la famosa lista de la comida que vas a comprar y cuando estás a mitad de la lista te das cuenta que el dinero en tu bolsillo no alcanza y terminas sacando cosas de tu carrito de compras.

O peor, te vas a comprar a tarjetazo limpio o gastas más dinero del presupuestado y luego, te quedas corto de dinero en otras áreas de tus gastos mensuales.

En otras ocasiones, te llenas de fé, llevas a tus niños para enseñarles a comer saludable y terminas peleando con ellos, y la maravillosa aventura se convirtió en tremenda pesadilla cuando tienes que decirles que no a todos sus antojos porque sino no tienes suficiente para comprar la comida saludable.

Finalmente, te hartaste. Tomaste la decisión de controlar tu presupuesto y comprar productos saludables y económicos pero te rascas la cabeza porque no tienes idea de cómo hacerlo. Ante tantas marcas y opciones terminas con frustrado(a) y abrumado(a) porque te sientes como una gallina sin cabeza.

La verdad, es que no te culpo porque el bombardeo publicitario de parte de la industria de la salud y bienestar está fuera de control. Las personas y compañías que forman parte de este andamiaje: fabricantes, productores, contratistas, compañías de seguros, médicos, gimnasios, hospitales, clínicas, etc… les conviene verte enfermo para lograr lucrarse de alguna forma de ti.


En un artículo que escribimos sobre "Empresas de nutrición y el sistema de salud,"  explicamos cómo trabaja esta industria trillonaria. 


Si miras las estadísticas, son alarmantes. Más de dos tercios de la población estadoudinense tiene sobrepeso u obesidad, y uno de cada tres niños también la tiene. Hoy en día esta cifra sigue subiendo. Y la gente...calladita.

Como resultado, muchas personas desean comenzar a comer alimentos más saludables, pero algunos piensan que para comer saludable tienen que gastar más dinero. Lo creas o no, puedes comer sano con un presupuesto. ¡Lo hago casi todos los días!

La clave es educarte para que puedas crear conciencia y darte cuenta que la mayoría de la comida saludable es más económica que la comida procesada. Cuando tienes las herramientas y el conocimiento puedes tener el control de tu salud tomando decisiones inteligentes.

El mito: Comer saludable es caro

En la mayoría de los casos pensamos que comer saludable es caro. Ahora, la pregunta que te hago es, ¿caro comparado con qué?

Hecho: Una alimentación sana y balanceada te va a ayudar a prevenir enfermedades crónicas. Por lo tanto, vas a ahorrar dinero en gastos médicos, seguros y actividades alrededor a tu enfermedad (gasolina para ir a las citas médicas, compra de productos terapéuticos, etc).

Eso sin contar el tiempo que vas a invertir en citas médicas, hospitales u hospicios cuando estés postrado en una cama. Y peor...sin poder generar ingresos para sustentarte.

¡Como siempre lo digo! Tarde o temprano el cuerpo te va a pasar la factura.

Al igual que tu, yo también he estado en tu lugar, siendo madre soltera con un presupuesto limitado y una nena que alimentar. Se lo que es comprar haciendo magia y malabares con cupones  para poder estirar el dinero y comprar lo que estaba en mi presupuesto.

Lamentablemente, muchas veces compraba comida enfocada más en el precio que en la calidad.

El resultado: terminé subiendo de peso y sin energía. Hasta que un día me cansé y decidí tomar el control de mi salud y educarme.

Otro de los mitos que la industria de control de peso y el bienestar ha creado es que el comer saludable significa botar todo lo que tienes en la despensa, refrigerador y gabinetes de la cocina. Esto implica ir al supermercado y comprar todo los ingredientes y alimentos que la "nueva" dieta te sugiere.

Esto sin contar que si te aburres o te cansas de la dieta, tienes que volver a cambiar toda tu despensa y volver a comenzar. En otras palabras, gastar y gastar más dinero para ver si tu cuerpo responde a otra dieta más.

Si aún no te identificas con los mitos anteriores, este próximo es el tuyo. Te lo aseguro.

Cuando piensas en comer saludable, tu mente se pone la capa de súper héroe para protegerte de los próximos días de abstinencia que vas a tener. Créeme, ella (la mente) está acostumbrada a que la pongas a pasar hambre cuando vienes con un invento más para bajar de peso comiendo saludable.

¡Se lo que estás pensando! Bere, ¿Ahora me vas a tratar de vender la idea que puedo comer saludable con un presupuesto limitado sin tener que pasar hambre y gastar más dinero?  Si Pepe.

Sigue leyendo para que veas que es posible si tienes el compromiso y estás dispuesto(a)  a realizar pequeños giros para tener resultados permanentes.

comer saludable con un presupuesto limitado

La realidad: Puedes comer saludable con un presupuesto limitado

No te niego que no fue fácil porque tuve que aprender a conocer los alimentos, los ingredientes, sus beneficios y cómo podía conseguirlos de buena calidad y a un buen precio. En otras palabras, me convertí en detective privado de los supermercados para elegir productos de calidad que se ajustaran a mi presupuesto sin sacrificar calidad.

Además, tuve que crear conciencia de mis hábitos alimenticios, de cambiar mi estilo de vida y realizar una transición hacia una vida más saludable.

¡Hoy te puedo decir que valió la pena! 

La solución para comer saludable con un presupuesto limitado

Tu cuerpo es una máquina perfecta que sabe cómo auto sanarse y protegerse de factores que lo pueden afectar. Es por eso que cuando te alimentas bien, el cuerpo se va a sentir con más energía,  enfoque y vitalidad como para protegerte de factores externos.

Lo que sucede es que estás tan envuelto(a) en la rutina diaria que no te das cuenta de estos cambios internos de tu cuerpo. Es por eso que diseñe el curso - Comer saludable con un presupuesto limitado.

Una vez hagas la transición por alimentos más saludables, te sentirás tan bien como yo. Los beneficios serán comer saludable ahorrando dinero.

Una vez sepas cuáles son los alimentos claves para mantener una alimentación saludable, podrás combinarlos para maximizar su valor nutricional y darle variedad a tus comidas. Recuerda que comer saludable no tiene que ser aburrido.

En este mini curso te voy a enseñar a:

  1. Construir un plato de comida
  2. Utilizar las porciones correctas para comer saludable y ahorrar dinero
  3. Ejemplos de platos latinos
  4. Plan de acción al ir de compras
  5. Recomendaciones para ahorrar dinero en el supermercado

Vas a encontrar muchas píldoras mágicas y soluciones milagrosas por todos lados. Como yo les llamo, arreglitos temporeros o "quick fixes" que te van a dar resultados rápidos pero temporeros. Este curso te ofrece herramientas y conocimientos para cambiar tu forma de pensar, creando conciencia de lo que comes al crear hábitos nuevos que se mantengan por un largo plazo.

Si deseas comenzar la transición para comer más saludable y no sabes cómo, haz clic al enlace aquí para aprender a "Comer saludable con un presupuesto limitado"

Muchas veces no le damos la importancia a la salud y le damos prioridad a otras cosas que al final del día no le suman a nuestra cuenta de retiro de nuestro cuerpito.

Cuando llegamos a los famosos ta: 40, 50 60... empiezan los achaques y el cuerpo empieza a darnos señales de que algo dejaste de hacer hace un tiempo atrás.

Por lo tanto, no pospongas, no des por sentado que la salud es eterna y toma control de ella. La mejor forma de lograrlo es protegiendo nuestro cuerpo con alimentos saludables y ahorrando dinero al mismo tiempo.

Haz clic al botón abajo para comenzar la transición hacia tu estado óptimo de salud. Aprende a Comer saludable con un presupuesto limitado

 

QUIERO COMENZAR AHORA

 

Comencemos a trabajar juntos para que tengas las herramientas y el conocimiento para lograr la transición hacia un estilo de vida saludable.

Tu cuerpo te lo pide a gritos. Escúchalo, estás a tiempo.

Tu coach,

Berenice

 

 


Leave a Reply

Your email address will not be published.